Las fotografías contenidas en este blog, NO están libres de copyright. Quedando totalmente prohibida cualquier reproducción, transmisión, impresión, o cualquier otra utilización o uso de todas o cada una de las fotografías (ya sea en forma total o parcial) sin la expresa autorización por escrito de su autor. mirlojr@hotmail.com

6 de julio de 2010

Paseando por la Sauceda

De paseando por la sauceda
De paseando por la sauceda
De paseando por la sauceda

Publicado por Salustiano Gutiérrez Baena en lunes, enero 18, 2010 Etiquetas: Guerra Civil
 Este grupo estaba compuesto por una serie de hombres de ideología anarquista y que habían estado ya en la cárcel por su participación en los Sucesos, entre ellos Antonio Cabañas Salvador, Antonio Lino Reyes, “El Tariero”, Pedro Moya Paredes, Juan Sopas, "Sardiguera"…Andando llegaron a Alcalá, de ahí al Picacho, desde donde subieron al pico del Aljibe, para a continuación bajar hasta la Sauceda, como una buena parte de los republicanos de la provincia de Cádiz. Aquí estuvieron varios días, hasta que partieron a Jimena de la Frontera. Según cuenta J. Francisco Nieto Reyes su tió José Lino Reyes se escondió en la casa de su novia Francisca Monroy, en Charco Dulce, donde vivía José Monroy, el secretario general de los anarquista en enero de 1933. Francisca iba todos los días a vender leche a Casas Viejas y allí se enteró de que se estaba preparando la huida a zona republicana de 33 familias del pueblo. Ellos dos se unieron a dicha expedición. Hicieron la misma ruta que los anteriores, tomaron fuerzas en la Sauceda y de ahí partieron a Jimena donde se encontraron con el otro grupo de Casasviejeños. A los pocos días de pasar por allí se enteraron del bombardeo por parte de los aviones stukas, que consiguieron que los supervivientes se reunieran en la explanada, junto a la ermita (que también servía de escuela) y el horno comunitario para el pan, donde los estaban esperando las columnas nacionales. Aquella gente que o huían de la segura muerte o que tan bien se había portado con todos los que huían de ella, la encontraron aquel día de noviembre, unos en el bombardeo, otros en el cortijo Marrufo (niños y mujeres) y los hombres frente a la venta Galiz, en un cuartel, lugar conocido actualmente como la “maja de los muertos”. Muchos casasviejeños que ellos o sus padres habían hecho antes el camino de ida como sopacas, hicieron por ahí, a causa de la guerra, el de vuelta, tuvieron siempre un recuerdo de agradecimiento para los que habían sido arrasados por causa de la más feroz intolerancia, al igual que les había pasado a los moriscos en el siglo XVI con Felipe II o que le había pasado a los suyos tres años antes. Pero además, ellos sabían por experiencia propia que la tragedia sólo había acabado de empezar. Es un inmenso privilegio el que tienen la gente de Alcalá, Casas Viejas, Jimena, Cortes, Medina, El Valle, Jérez, etc, etc de poder disfrutar de un entorno histórica y medioambientalmente tan rico, que nuestros antepasados lo utilizaron para fabricar carbón, cazar, recolectar frutos o como sitio de paso para buscarse la vida en otros lados. Algunos de esos antepasados perdieron la vida ahí cuando España se la jugaba a vida muerte. Conocer, valorar, y difundir este patrimonio natural e histórico no solo debería ser un privilegio, sino también una obligación. La Sauceda como Casas Viejas tierra de primitivos desahuciados, de contrabandistas, de bandoleros, de huidos y perseguidos, de gente con nada tienen en común con ella muchas más cosas que la mera pertenencia al Parque de los Alcornocales, que el intento de haber escondido y acallado la represión y la ignominia o la pertenencia a un entorno paradisiaco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Opiniones y consejos

contador